Despierta Cuba

Lo primero que perdí al llegar a Cuba fue ese globo grande, rosado, bien infladito y tan saludable que se veía lleno de ilusiones. Unos minutos en el aeropuerto de la Habana y salió volando, lejos y bien alto, obligándome a olvidarlo.

Cuba querida

Cuba querida

Ay Cuba, Cuba. Siempre he dicho que quería conocerte. Quizás fuiste el único país al que siempre dije que quería ir. Y sin embargo, fuiste el último. No sé si fue negligencia de mi parte haber estado en tantos otros lados antes de ir a verte, sé que los tiempos cambiaron. Quizás lo que no nunca supe es que siempre fue demasiado tarde. Sabía que estabas cambiando, pero recién ahora me doy cuenta de que siempre fue tarde. Y todo pasa a tener sentido, llegué a ti cuando tenía que llegar: tarde (se abre aquí otro capítulo más de “La historia de mi vida”). Y aún así, vaya que me has sorprendido y tocado a fondo. A diferencia de otros países, contigo siempre sentí una familiaridad. Y quizás por esos lazos es que me has descolocado tanto. Sí, creo que esa es la palabra: me descolocaste, quedé tambaleando tras verte.

La vida en las calles cubanas

La vida en las calles cubanas

Es que por momentos me hiciste sentir el calor de hogar, tu sol, tus calles y casas coloridas, la gente en las veredas, las puertas abiertas, la música, las reuniones de amigos en las esquinas, chicos jugando al futbol o al juego “de las cuatro esquinas”, la alegría del día a día que haría estallar de envidia a más de un callejón londinense. Adoré tu vibra, tu sol, sentí abrazos en el aire. Me transportaste a escenografías mágicas, autos años ´50, arquitecturas gloriosas, edificios decadentes, dramáticos. Vaya que tenés personalidad Habana, te moves tan lento pero que bien te bamboleas. En cada esquina llamas mi atención, quiero fotografiar todo y luego me doy cuenta que es imposible, que sos inabarcable. Y pese a tus fachadas derruidas, tus ventanas sin vidrio, escaleras sin barandas, das la impresión de que te estas despertando. Que estas resurgiendo. Me confunden tus espacios urbanos recién pintados y con bancos nuevos, me descoloca el malecón casi olvidado, tus repentinas esculturas de arte, diseminadas al azar como si fuesen semillas que trajo el viento.

Algo florece en las calles de Cuba

Algo florece en las calles de Cuba

¡Pero qué feliz se es al caminar por tus calles! Aquí nadie me conoce tampoco pero yo me siento como en casa, será que la sangre irriga de otra manera dentro de mí; se siente, se vive distinto. No hay distancias, muros, formalismos o reglas de etiqueta. Te sentí de cerca, me acariciaste. Te mostraste de una, transparente pero colorida y sonriente. Y cómo no va a ser así si tu gente baila día y noche, la música es desayuno y cena. Sin duda eso alimenta al pueblo y un poco de ron es la pareja perfecta de baile.

Amor a lo cubano

Amor a lo cubano

Quizás fue que te idealicé demasiado, pese a tanto que me esforcé en no hacerlo y esperar a conocerte. Quizás fue algún romanticismo de época que se me impregnó tiempo atrás sin darme cuenta. Pero tengo que decir que me has desconcertado, haz volado por los aires todo lo que antes he escuchado o leído de ti. Mi globo rosa salió a la deriva. Quizás fue tan sólo que llegué tarde; demasiado.

Por las calles de La Habana

Por las calles de La Habana

¿Cómo fue que tu orgullo es que se filmó “Rápido y Furioso”? ¿O que estuvieron los Rolling Stones? ¿No querés que hablemos de otra cosa? ¿Por qué si sos conocida por tener una de las mejores medicinas tus médicos y enfermeras prefieren ser taxistas? Y pareciera que todos están mirando con ansias a la otra orilla. Tenes un prestigioso sistema de educación pero le has enseñado a tu gente que el trabajo no es progreso. Porque 1 o 10 en tu escala da lo mismo. De las cosas que me rompieron el corazón es ver el desgano de tu gente, la indiferencia con la que lidian con ciertas cosas. Creo entender los motivos de ellos para tanta pasividad, si al fin de cuenta no da frutos. Sin embargo, no entiendo qué te ha llevado a ti a generar este marco de letargo social. Tu gente, que tan viva, tan despierta, tan dispuesta a una revolución estuvo, ahora es sombra de su pasado. Tu historia, tu precedencia, se desvanece en cada mueca torcida, en el desgano y apatía de tu gente. Porque has barrido el mérito con asistencialismo y control.

Héroe o villano

Héroe o villano

Sin duda, lo que más me ha sorprendido es ver que, pese a tus esfuerzos, la gente quiere lo que no le mostraste, lo que no tiene. Anhelan consumo. En un país donde todo está marcado por el estado, donde la opción es no una opción, ellos quieren consumir, quieren comprar nuestra  ropa, y disfrazarse de otros.

Ruinas y cimientos del socialismo

Ruinas y cimientos del socialismo

Cuba querida, no me malinterpretes, me ha encantado conocerte, estoy feliz de nuestro tan ansiado encuentro. Eres, sin duda, un país maravilloso; sin embargo siento que ésta metamorfosis ya ha comenzado hace algunos años, y sabrás disculpar mi sinceridad de amiga pero  tengo miedo que termines como Gregorio Samsa y todo termine en una mala cubamorfosis. Despierta Cuba, despierta.

Despierta Cuba

Despierta Cuba

Con amor,

Yohe

 

4 thoughts on “Despierta Cuba

  1. Mari LM

    Tintolela querida: por lejos, uno de los relatos más sentidos (o que, por lejos, más sentí yo).
    Qué me deparará el destino a mí el día en que conozca a nuestra amiga querida? Espero poder soltar el globo rosa antes de llegar allá.
    Salutt por más de estas historias y por muchos muchos muchos viajes! Te quiero amiga!

     
    • La tintorera La tintorera

      Gracias linda!!! Me alegra que lo hayas sentido amiga! Y ya habra oportunidad para el relato versión Maris de la querida Cuba! Abrazote enorme!!

       
  2. u

    querida viajera, no dejas de sorprenderme en tus letras, si bien hacia mucho tiempo que no podia leerte pude hacerme de unos pocos minutos para regocijarme en esa inspiracion … o alimentacion cerebral?? … que te brindan los lugares desconocidos y quizas soñados. Te deseo muchos excelentes viajes mas… fotos sin descripcion llamando a la curiosidad … y por supuesto todo lo mejor que te pueda pasar en esta hermosa vida.
    Firma: judith Yolanda. muack

     
    • La tintorera La tintorera

      Pero tanto tiempo Yudith Yolanda!! Me alegra que te hayas hecho de unos minutos para la lectura. A brindar por más viajes, más sueños y buena vida para ti tambien!! Besote

       

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>