LA ISLA

     Nadie descendió del tren con él, y no vio persona alguna esperando en esos andenes. Se calzó su mochila a los hombros y salió de la estación. No había ni parada de buses, ni taxistas, ni tuk tuk esperando por turistas o farag, como llaman en tailandés a los extranjeros; señales de que…

Seguí leyendo

BALADA PARA UN LOCO

Hace ya bastantes días que transito el metro de Paris. A veces voy escuchando música, a veces leyendo y otras tantas dormitando. Como allá digamos. Pero la mayoría de las veces voy pensando en que tengo que escribir de él: más allá de sus interminables túneles para conexiones, sus cantidades de salidas, su infraestructura que…

Seguí leyendo