Confesiones ~ o cómo adaptarse a la vida londinense

Todos tenemos que adaptarnos a vivir afuera, todos tenemos confesiones que nos dejan mal parados, pero parados en algún lugar todavía. Dicen que reconocerlo es el primer paso, en mi caso sería el único. Desde que llegué a Inglaterra viví en Bournemouth, pasé tres hermosos años ahí. Amé los Low Gardens, caminar por la playa,…

Seguí leyendo

CHARLA CON EL PASADO

Llevaba horas echado en el sillón. El frio lo obligaba de vez en cuando a salir detrás de su manta y poner otro pedazo de madera en el hogar a leña. Encima de el, un té con hierbas que se mantenía bien caliente. De a ratos, Gabriel le daba algún que otro sorbo desganado, porque…

Seguí leyendo

GEMELAS

Hace ya unos años me había pasado algo similar. En aquel entonces ocurrió en el metro parisino gracias al señor en monopatín que me cruzaba todos los días a las 18 horas. Hoy experimenté otra vez esa extraña sensación. Y no sé bien por qué me da como una “cosita”, una loca conmoción de orgullo,…

Seguí leyendo

LA COPA

Respiro hondo, bebo un sorbo de vino y pienso. No quiero entrar en profundas reflexiones, no quiero resumir todo en una frase o pensamiento, foto o anécdota. Menos aún enumerar ciudades, destinos, personas o personajes; el Top Five… No me pidan eso, no ahora. ¿Dónde estoy? No lo sé, hace rato dejé de saberlo. O…

Seguí leyendo