GEMELAS

Hace ya unos años me había pasado algo similar. En aquel entonces ocurrió en el metro parisino gracias al señor en monopatín que me cruzaba todos los días a las 18 horas. Hoy experimenté otra vez esa extraña sensación. Y no sé bien por qué me da como una “cosita”, una loca conmoción de orgullo,…

Seguí leyendo

BALADA PARA UN LOCO

Hace ya bastantes días que transito el metro de Paris. A veces voy escuchando música, a veces leyendo y otras tantas dormitando. Como allá digamos. Pero la mayoría de las veces voy pensando en que tengo que escribir de él: más allá de sus interminables túneles para conexiones, sus cantidades de salidas, su infraestructura que…

Seguí leyendo