Lila y el espejo

La noche que Lila se fue de casa, se llevó 2 maletas de 25 kilos. Ella insistía que era lo básico que necesitaba para vivir. Al poco tiempo se dio cuenta que más de la mitad de la ropa que había llevado no le servía. Demasiados vestidos de verano, demasiados colores y flores; no coincidían…

Seguí leyendo