DIAS DE LLUVIA

Juana, a diferencia de cualquier niño, detestaba los días de lluvia; los odiaba. La mayoría de los chicos de su edad se ponían contentos cuando desde la cama escuchaban esas gotas gordas y pesadas que anuncian que no irían a la escuela. Sin embargo, a ella le molestaba que no pudiese ni asomar la nariz…

Seguí leyendo

MANOS DE MONSTRUO MANCHADAS

Impedimentos que nos empujan. Imprevistos repetidos. Orden en el caos. De los conjuntos precedentes podríamos hacer unos cuantos ensayos mediocres de las aristas del comportamiento humano. O bien, podría narrarles con vestigios de grandilocuencia cómo es que en mi sillón, con mi picada y mi copa de vino llegué a estos atisbos de razonamiento. Pero…

Seguí leyendo