Confesiones ~ o cómo adaptarse a la vida londinense

Todos tenemos que adaptarnos a vivir afuera, todos tenemos confesiones que nos dejan mal parados, pero parados en algún lugar todavía. Dicen que reconocerlo es el primer paso, en mi caso sería el único. Desde que llegué a Inglaterra viví en Bournemouth, pasé tres hermosos años ahí. Amé los Low Gardens, caminar por la playa,…

Seguí leyendo

Lila y el espejo

La noche que Lila se fue de casa, se llevó 2 maletas de 25 kilos. Ella insistía que era lo básico que necesitaba para vivir. Al poco tiempo se dio cuenta que más de la mitad de la ropa que había llevado no le servía. Demasiados vestidos de verano, demasiados colores y flores; no coincidían…

Seguí leyendo